• La inmobiliaria de confianza en Roldán

10 pasos para tener un baño mejor

10 pasos para tener un baño mejor

Normalmente no prestamos al baño la atención que merece. Muchas veces, toda nuestra atención se la lleva el salón, la cocina o el dormitorio. Sin embargo, es increíble cómo cambia un baño cuando es práctico, es bonito y es cómodo para quienes lo usan. Y a lo que también es increíble es lo fácil que es conseguir un baño mejor. Si sientes que tu baño es incómodo y que no te sientes a gusto en él, estos 10 pasos te ayudarán a mejorarlo y a tenes el baño de tus sueños.

Elige los revestimientos más adecuados

A la hora de elegir los revestimientos de nuestro baño, es importante saber qué uso le vamos a dar: si es un baño familiar, de una pareja o si lo van a usar niños. Es importante para decidir cuál es el material más duradero, más sencillo de mantener (si tienes niños, lo agradecerás) y también, ¡cómo no!, que estéticamente se adapte a lo que buscamos. La madera, el mármol, los azulejos o incluso el cemento pulido (cuya ventaja principal es que no presenta juntas), son los más usados.

¡Bendita luz natural!

Desde luego, para que un baño mejore es fundamental la aportación que hace la luz natural. Si tienes la suerte de tener luz natural, no la condenes y ¡explótala al máximo! Abre unos grandes ventanales para que fluya la luz y aprovecha esa magnífica cualidad para decorar tu baño como desees. Lo bueno que tienen los baños muy luminosos es que prácticamente se pueden decorar en cualquier tonalidad porque la luz suaviza los tonos oscuros y potencia los claros.

El arte de iluminar

Y si no tienes un baño muy luminoso, tendrás que echar mano de la iluminación artificial, pero los resultados pueden ser excelentes. Nadie dijo que fuera fácil, por eso es importante ponernos en manos de profesionales que nos aconsejen el mejor tipo de luz que le va a nuestro baño. En general, es importante tener luz indirecta, en ciertos puntos y general, combinando bien estos tres tipos de luz, nuestro baño quedará perfecto. Los puntos de luz donde hay que iluminar suelen ser la zona de espejo/tocador. También es muy recomendable incluir focos móviles para poder girar la luz hacia los puntos concretos.

Baños que se comparten

Cuando el baño se comparte, una idea genial para mejorarlo es añadir un doble lavabo o un lavabo con suficiente longitud para que se puedan instalar dos grifos y por tanto, quien lo use tenga “su propio espacio”. Así, evitamos conflictos en casa, sobre todo si se comparten también horarios de uso. Los hay redondos, ovalados, cuadrados o rectangulares… la variedad es enorme y ¡los precios, también!

Separar para tener más intimidad

Separar la ducha del lavabo y zona de tocador, así como del bidet, es un gran paso para conseguir dos objetivos: por un lado, para tener más intimidad, y por otro, para que el cuarto de baño lo puedan usar dos o más personas a la vez. La idea de separar ambientes dentro de baño con un murete de escayola no resta luz al baño si se hace adecuadamente y es una gran idea para conseguir mejorar el uso del baño.

Un baño con estilo

Tan importante es tener un baño cómodo, práctico y funcional como bello. Y es que muchas veces no nos damos cuenta de la importancia que tiene tener una estancia bien decorada y sentirnos satisfechos y felices en ella. El cuarto de baño lo puedes decorar como desees, hay infinidad de variedades en cuanto a suelos (vinílicos, azulejos, laminados especiales) y en cuanto a paredes (azulejos, pintura e incluso papel pintado). Debes elegir el estilo que más se adapte a tus gustos y, en base a ello, incorporar los sanitarios, grifería y muebles.

Encontrarlo todo a la primera

Esto que parece una obviedad no lo es tanto, sobre todo cuando hay niños en casa o cuando la casa se comparte con más amigos. ¿Quién no se ha vuelto loco por la mañana buscando unas horquillas, un gel especial para el pelo…? Cuando el baño no es individual, hay que cuidar aún más el orden y buscar opciones de almacenaje, según sea nuestro baño: desde muebles auxiliares a estanterías de obra para poder colocar las toallas y los productos de higiene. 

El lujo de tener un baño relajante

nuevo-estilo

¿Y por qué no? Lo ideal de un baño es que, además de que sea práctico y bonito, también sirva para que desconectemos de un largo día de trabajo. ¿Y qué hace que un cuarto de baño sea relajante? Muchas cosas: por ejemplo, las tonalidades de los azulejos, la luz que tenga el baño, que esté todo en orden, que haya espacio para colocar nuestros productos de belleza, la distribución, la amplitud y, por supuesto, que haya una gran bañera o ducha que haga que, al final del día, todos los problemas se nos hayan olvidado.

¿Te atreves a ser original?

¡Anímate! Aunque, antes, debes estar seguro. Hay baños modernos que quitan el hipo a cualquiera, sencillamente son tan originales que te dejan sin palabras. A la hora de decorar un baño, puedes optar por cualquier estilo: hay revestimientos, accesorios, sanitarios y bañeras únicas. Y tomar la decisión de cambiar el baño y tener un cuarto de baño con personalidad también hace que este mejore. ¡Pero cuidado, atrévete con el diseño sin sacrificar la practicidad!

Un baño natural

Apuesta por plantas o flores para decorar tu baño: siempre aportarán un toque natural super agradecido. Existe una gran variedad: las coníferas para decorar rincones, enredaderas que se deslizan por la pared, un poco de musgo o un tronco de brasil, que soporta muy bien la humedad y que es un clásico perfecto para el interior de los baños. Un cuarto de baño con toques naturales siempre mejora la percepción del mismo y la habitabilidad.

img

David Flores

Publicaciones relacionadas:

¿Conocés el estilo Memphis? ¡Llevátelo a casa!

El estilo Memphis supuso en los años 80 una tremenda reacción contra el diseño predominante...

Continuar leyendo
Por David Flores
WhatsApp chat